martes, 16 de agosto de 2011

Caminando sobre el alambre, de una montaña a otra

 

El joven austríaco Michael Kemeter marcó una nueva marca mundial, al recorrer 50 metros sobre un alambre de dos centímetros de ancho, entre las montañas Pallavicini y Grossglockner, en Austria.

Aunque tenía una cuerda de seguridad, la peligrosa prueba podria haber fracasado y puesto su vida en peligro en el caso de una ráfaga de viento, o alguna otra circunstancia adversa.

Michael, de 23 años, hizo el cruce sin remera, para disminuir la resistencia al viento y cualquier exceso de peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario